La temporada primavera-verano 2023 en momentos

 

ESTROP/GETTY IMAGES

La Semana de la Moda en cada una de las ciudades ícono de la industria finalmente llegó a su fin, dejándonos con una probada de lo que serán las próximas tendencias para lucir en primavera-verano. Más allá de las prendas, tenemos que hablar de los momentos que pasaron a la historia en el marco de cada desfile que se llevó a cabo con performances memorables orquestados por diseñadores y directores creativos de todas las casas, quienes compitieron por dar espectáculos inolvidables.

AVAVAV

Federico Pompei

Lo que se creyó como un error, terminó siendo un acto premeditado. Iniciando con la temporada en Nueva York, AVAVAV acaparó la atención de todos los espectadores cuando cada uno de sus modelos se caía en medio de la pasarela como una representación, quizá, crítica, a la industria de la moda. Los diseños de Beate Karlsson para esta colección iban por la misma línea: una detracción a la ostentación y el “lujo” exagerado a través de botas tipo yeti, estampados de dólar, la logomanía y collares hechos a partir de relojes Rolex.

En sus propias palabras: “una parodia de la moda, de cómo nos vestimos para mediar en el estatus a través de la riqueza. Veo esto como un período absurdo para nosotros en un momento en que el mundo enfrenta tantos desafíos”. El desfile y su presentación, a lo mejor, fue una fuerte declaración ante la recesión económica que atraviesa el mundo, situación la cual ya fue adelantada por Vogue con el desfile de Vogue World.

Vogue World

Hunter Abrams

Y aunque esto es una compilación de varios diseñadores, es importante hablar de la estrategia detrás de este evento que se presentó en el marco de la Semana de la Moda de Nueva York. La expo-feria se llevó a cabo como una celebración a los 130 años de la revista más relevante en la industria con un desfile abierto al público.

Y mientras que las modelos más importantes del momento como las hermanas Hadid, Karlie Kloss, Paloma Elsesser, entre otros, caminaban en esta pasarela, muchos de los seguidores de la industria, quienes llevan aquí un buen rato, relacionaron el acontecimiento con Vogue Fashion’s Night Out, otro evento de la publicación que nació en 2009 para incentivar el consumo de productos de moda, luego de la gran recesión inmobilaria del año anterior que afectó a este campo como a muchos otros.

Trayéndolo a la actualidad, el desfile no fue más que un intento de generar ingresos para esta industria, estando a la deriva del futuro incierto que se nos avecina.

Gucci

Filippo Fior

Indudablemente, Gucci Twinsburg fue uno de los trabajos más destacados del director creativo de esta casa, Alessandro Michele. El desfile que pretendía reflexionar sobre el vínculo de los hermanos gemelos, dio mucho de qué hablar durante la Semana de la Moda en Milán. Esta visión de dualidad se presentó como una idea que llevó al creativo al pasado, inspirado en su madre y su tía quienes eran gemelas idénticas.

La pasarela estaba dividida por un muro central presentando dos desfiles completamente iguales de cada lado, sin embargo, no fue hasta el final del espectáculo cuando dicha división desapareció, sorprendiendo al público con los diseños duplicados y siendo llevados por 68 pares de gemelos.

“La gracia de su amor duplicado y amplificado dio origen a mi eterna fascinación por lo doble, por todo aquello que produce un reflejo igual a sí mismo. Percibo invariablemente un aura de belleza en toda reproducción especular. La ropa se duplica como por arte de magia. Parece perder su carácter singular. El efecto resulta alienador y ambiguo”.

Versace

Filippo Fior

La casa italiana siempre ha intentado mantener el culto a sus raíces y referenciando en nuevos diseños a su fallecido fundador, Gianni Versace, sin embargo, en esta ocasión, la nueva colección trae de vuelta diseños barrocos para proyectarlos conceptualmente bajo el ojo moderno. Y aunque Donatella intentó recoger un poco de ese estilo gótico que presentó hace unos años, dio vida a un híbrido junto a la estética dosmilera que cada vez cobra más fuerza y escogiendo a la mímisima Paris Hilton, quien además es todo un ícono de comienzo de siglo, a modelar uno de sus emblemáticos looks reimaginado por la casa de la medusa.

Diesel

Filippo Fior

Desde su reinvención que reivindicó a la marca bajo el mando de Glenn Martens, Diesel se ha convertido en una de las casas que más expectativa genera para cada temporada. Con una nueva colección, Diesel oficializó al denim como su sello personal, en donde Martens examina la deconstrucción de esta tela para experimentar con texturas y siluetas bastante peculiares. Además de converger el street style y hacer de algo como el denim un material mucho más sofisticado, en este desfile, sus asistentes pudieron presenciar las cuatro gigantes figuras inflables que ocupaban toda la pasarela y que hasta ya se llevó un certificado por el Guiness World Records.

Balenciaga

Cortesía Balenciaga

La Semana de la Moda de París se lleva, por mucho, la delantera con los espectáculos más increíbles que hemos visto en un buen tiempo. The Mud Show, o “El Show del Barro” en su traducción al español, fue controversial desde el momento en que se anunció bajo este nombre. Desde las invitaciones que consistían en ser un bolso perdido que sus invitados debían devolver el día del evento, hasta la pasarela, que tal como lo indicaba su nombre, era todo un barrial.

En colecciones pasadas vimos a su creativa Demna Gvasalia presentar las líneas en escenarios apocalípticos en medio del viento, la nieve, y ahora, en el lodo, desfile el cual abrió Ye, anteriormente conocido como Kanye West, con un look de batalla.

Gvasalia se caracteriza por su mirada crítica a la industria, desde dentro de la misma, donde le apuesta al concepto de la reutilización como vimos en los bolsos de peluches sucios y desmembrados, o incluso en la controversial línea de sneakers en un estado bastante decadente que lanzaron a la venta en mayo de este año.

“El escenario de este desfile es una metáfora sobre indagar en la verdad y tener los pies en la tierra. Dejemos a cada uno ser quien quiera y hagamos el amor, no la guerra”.

Coperni

Estrop/Getty Images

No vamos a mentir, definitivamente el desfile más icónico de toda la temporada con un performance impecable por parte de la futura modelo del año, Bella Hadid. No necesitas ser un fashionista para enterarte de lo sucedido, pues Coperni inundó cada rincón de la tierra con el vestido hecho en vivo y en directo.

Cuando sus asistentes creyeron que el desfile había llegado a su fin, la menor de los Hadid salió semidesnuda junto a los creativos de la marca, Sébastien Meyer y Arnaud Vaillant, con aerosoles textiles de fibras de algodón suspendidas en estado líquido que, al endurecerse, se transformó en tela. El acontecimiento fue comparado con el desfile de primavera-verano de Alexander McQueen en el 99, donde uno de sus diseños era rociado con pintura por brazos robóticos, que para el momento, significó una revolución en el marco de salto de milenio, cuando mucha gente temía que la tecnología se apoderara del mundo.

Sin embargo, lo presentado por Coperni no fue nada novedoso, más allá del espectáculo ofrecido y una buena estrategia de márketing. La idea ni siquiera es propia, sino que fue patentada hace casi diez años por el diseñador e investigador español, Manuel Torres, con la técnica que recibe el nombre de Fabrican. Lo que muchos críticos apuntan es que realmente no hay un significado detrás, como los bolsos de vidrio que lanzaron en su colección pasada. ¿Cuál es la historia? ¿Cuál es el mensaje que quiere dejar Coperni?

Balmain

Stephane Cardinal/Getty Images; Daniele Oberrauch

Con más de una década liderando la casa, Oliver Rousteing sigue enamorado de la cultura pop del siglo pasado. Calificando su colección como “una carta de amor a nuestro mundo, nuestra Tierra y nuestras culturas”, las prendas fueron un lienzo andante de obras artísticas de Jean-Étienne Liotard, Jean-Baptiste Frédéric Desmarais y Paolo Veronese, con el uso de siluetas escultóricas y estructuras que tanto caracterizan a Balmain.

Apostándole al metaverso del NFT, la casa no se quedó atrás y ofreció una experiencia móvil creada por MintNFT, con la que sus asistentes podían capturar su momento favorito del espectáculo y transformarlo en un coleccionable digital único en el Ledger XRP. Sin embargo, lo que más llamó la atención del público, fue la aparición de Cher, que con 78 años, lució un conjunto de látex negro con detalles metálicos que enmarcaba su figura mientras caminaba junto a Rousteing para cerrar el espectáculo al ritmo de ‘Strong Enough’.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente